2 de diciembre de 2008

El desnudo y la servidumbre


La Desnudez en su presencia es diferente, independientemente de la carga sexual que pueda llegar a tener se trata de un acto especial, cuando al llegar a casa y me hace retirar toda prenda de mi cuerpo, se que ese día desea ser complacida de una forma especial, y ese es el primer paso para ello. Como desnudo delante de ella, ando desnudo delante de ella, la sirvo desnudo, la atiendo desnudo, la mimo desnudo.

El estar desnudo ante ella hace más marcada mi sumisión, me somete aún más, me relega ante su poder, mi sumisión es total, me hace obediente y disciplinado, es el mejor traje que poseo como sirviente.

La desnudez me hace percibir de una forma intensa el poder de su supremacía, es una experiencia especial, sobre todo cuando consigo vencer la vergüenza de encontrarme en ese estado (si.. ya se que parece una paradoja después de tanto tiempo). Se que soy suyo, que me sojuzga por completo, indicándome la forma en la cual debo estar, sentir, ser, vivir y comportarme. Me siento más suyo, más de su propiedad, más usable, más utilizable; mi mente en ese estado es más maleable, dependo de sus gestos... de sus deseos, a partir de ese momento no debo pensar, solo actuar al dictado de sus ordenes y deseos.

Me muevo por la casa ejecutando sus mandatos mucho más atento, noto como de vez en cuando me mira, veo como sus ojos recaen sobre mi sexo comprobando según su estado cual ha sido el alcance de su orden. Ella sabe que cuando más difícil, más complicado es aquello que mande, mayor placer alcanzaremos ambos.

Puede usarme como apoyo para sus pies, obligarme a adoptar posturas en la cuales este a su exposición, guardar su sueño, cuidar sus apetitos y todo ello rodeado de la sensualidad de la entrega de una desnudez total.

Y así, desnudo y postrado la sirvo.

1 comentario:

Su gusano patético dijo...

La desnudez del sumiso frente a la Ama es un símbolo de su poder sobre el. No solo lo somete, sino que lo está humillando, en una situación de gran desigualdad. Además, si el sumiso no tiene acceso a su ropa, por que ha sido secuestrada por ella, la humillación se potencia. y nos hace mas dependientes de su gracia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...