21 de septiembre de 2009

Nuestro primer fisting

Este verano ha sido muy especial, como se notará por los demás post. Y una de las facetas que ha sido explorada con una especial dedicación ha sido el juego anal.

Una de sus últimos… digamos deseos… era poder practicar un fisting anal, habíamos tenido sesiones anales más o menos intensas pero nunca habíamos profundizado tanto (nunca mejor dicho). Para empezar y sin más preámbulos por las mañanas antes del paseo matutino, en mi ano era insertada una bola de acero de medio kilo, todo ello para abrir boca, como le gusta decir; y de esta guisa pasaba toda la mañana entre tareas del hogar y atender sus deseos. Algunas tardes mientras veíamos una película cobijados del sofocante calor, mi ano estaba lleno por un plug inflable, por eso de abrir boca…

En mi cumpleaños me había prometido una sesión muy especial, (recordar el post) y la verdad es que no me engaño, una tarde después de la siesta, me hizo traer ciertos objetos, su plug hinchable, y un cono de madera fabricado por nosotros (cosas del bricolage BDSM) en el cual indicaba las dilataciones que iba consiguiendo, con sus correspondientes records.

Me hizo ponerme a cuatro patas delante de ella. Empezó a jugar firme y decididamente con los objetos, estos salían de mi ano y entraban con celeridad, dilatando cada vez más el esfínter anal con la mano maestra de quien conoce a la perfección mi ano.
Las penetraciones fueron haciéndose cada vez más profundas y fuertes, yo solo era capaz de sentir un placer que me llevaba al paroxismo, y escuchar su voz juguetona e insinuante.

Un…
-Ya veras….- acompañado de una sonrisa salió una vez de su boca.
En una de sus inserciones nuestro plug de madera (ese que era para marcar las dilataciones) consiguió introducirlo por completo, hasta la empuñadura….
Una sonrisa salió de su boca.

-Serás… ahora me tienes que comprar y fabricar otro, este se ha quedado pequeño…jajajaja.

Me sorprendió y me relaje entregándome por completo a sus juegos, y entonces con esa dilatación supongo que decidió que ya era hora de hacer su sueño realidad.
Sentí como sus dedos comenzaron a insertarse uno a uno en mi ano, entraban y salían bien lubricados, cuando 4 dedos estaba dentro usó un poco mas de crema e inserto el 5, y continuó con la penetración, hasta el momento todo es conocido, todo entraba dentro de los cauces por los cuales habían transcurrido otras sesiones, pero ELLA continuó con la penetración, su mano giraba y entraba cada vez más enérgica, cada vez más decidida, en un momento dado note una dilatación mayúscula, sentí como sus nudillos intentaban agrandar el esfínter y entonces ella apretó un poco mas, me estaba volviendo loco, de pronto relajó la mano, más crema fue depositada en mi ano y en su mano, y continuó con el jugeteo, pero ahora los cinco dedos entrador sin consideración en el ano dilatado, los nudillos volvieron a golpear el esfínter más decididos que la vez anterior, un envite, dos envites y de pronto su mano sin esfuerzo apenas se deslizo por completo dentro de mí proporcionándome una de las experiencias mas sensuales e internas del BDSM que he vivido, no puede evitarlo y acerque mi mano hacia la suya, comprobé que estaba insertada en mi interior pon completo tocando tan solo su muñeca y notando como el resto de ella desaparecía en mi interior… la sacó ..un poco de crema más, y volvió el juego, ahora con una resistencia menor, la mano entraba y salía de mi interior con una facilidad pasmosa…un momento… tomó la cámara con la mano izquierda y plasmo una fotos, para homenajearse de lo que acababa de conseguir…



Luego cerró su mano dentro de mi, su puño comenzó a girar lenta y suavemente en el ano, pero aquello era tremendo, me llenaba por completo y me volvía loco.

Tras ello nos relajamos y nos recostamos uno junto al otro… y pudo decirme…

-Que suave es tu interior, es un tacto muy agradable… y que sepas que he estado en un sitio de tu cuerpo en cual tu jamás podrás estar.

Al día siguiente antes de dar el paseo, introdujo otra vez la bola metálica, pero no sin antes volver a introducir su mano dentro de mí y volvió a decir…

- Pero que suave que es por dentro…

Y entonces cerró el puño y lo sacó cerrado, fue tremendo parecía que me iba a romper, y volvió a introducirlo y volvió a sacarlo….

Y mi ano fue por fin para ELLA terreno plenamente conquistado.

Ahora, tan solo le queda....Perfeccionar su fisting…

!Me presto voluntario!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

!quien pudiera!, tiene que ser tremendo, me gustaria probarlo algun día y que mi ama lo intentase conmigo.
Felicidades a los dos

jjadde, seda negra de Gor dijo...

y yo que apenas soporto un dildo..y pequeño..


felicidades por esta nueva valla que cae

nuska esclava de AMO BRUNO dijo...

Uff! no cabe duda que los relatos reales superan por muuucho las fantasias que podamos tener. Un gran relato, espero algun dia mi AMO y yo lo experimentemos.

Besitos

Aiko{SMO} dijo...

Nosotros casi lo conseguimos, Desde el principio de la relación practicamos sexo anal porque a priori me gustaba mucho.
El fisting no lo hemos probado pero es algo que lo haremos pq me gusta mucho
Enhorabuena poeta

Pablo dijo...

Mi mujer me lo hace. Es una sensación única

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...