16 de octubre de 2008

Cuando el AMOR y el BDSM van de la mano


Muchas veces en la vida existen determinadas situaciones que transforman por completo tu existencia, te obligan a cambiar de planes, de actitudes, de forma de pensar; porque afecta a todo tu entorno, incluido si tenemos una relación BDSM.

No entro en que ocurrirá que en aquellas relaciones esporádicas, u ocasionales; centraré mi atención en aquellas que vivimos en pareja y además existe un componente amoroso.

El amor y el BDSM están estrechamente relacionados, muchos pensarán que no, pero es porque no conocen este mundo. Porque la entrega, la auténtica entrega, es un acto de AMOR en el cual los dos se ofrecen mutuamente.

El sumiso entrega su voluntad, su cuerpo a su DUEÑA, mientras que esta lo acoge en sus brazos protectores, consciente plenamente de que en ellos encontrará la paz, la compresión y la razón de su existencia.

Cuando el entorno se altera, se altera todo, y con mayor motivo los juegos BDSM, estos exigen concentración, entrega y predisposición, no son un acto de aquí te pillo aquí te mato, es un proceso complejo y difícil que lleva a un ritual final de entrega; si no se dan las circunstancias ambientales propicias, no se llevará a cabo.

Cuando todo esta alterado, difuso y confundido, la pareja recurre al AMOR y la comprensión; el amor es el otro nexo de unión, un nexo tan fuerte que puede con todo. Los ritos, las sesiones… quedan aparcadas hasta una mejor dicha, es como el rescoldo que se deja por la noche en la chimenea, por la mañana queda el suficiente como para prender la leña que depositamos en ella, creando un fuego calido y juguetón.

Ahora es nuestro momento de tranquilidad, nuestro BDSM esta en su fase nocturna, es ese rescoldo que esta esperando avivar por la mañana.

Ahora existen otras cosas más importantes que atraen nuestra atención, que nos requieren y los juegos deben descansar.

Pero aún así, El Amor y el BDSM continúan juntos de la mano. Y si en un primer momento el Amor nos hizo descubrir el BDSM, y el BDSM hizo aumentar nuestro amor, ahora el AMOR es quien mantiene y guarda con ternura y calor al BDSM en espera de mejores momentos.

2 comentarios:

Su gusano patético dijo...

Muy interesante tu reflexión. Opino lo mismo, solo bajo el amor eres capaz de entregarte al máximo. Pero en ocasiones no se da por ambas partes. Básicamente, para que exista una entrega, la persona sumisa es la que puede llegar a sentir amor por la persona dominante, sin que esta última, tenga la necesidad de ser reciproco. Aún así, es posible llevar una relación BDSM con plenitud.

No obstante, lo ideal sería lo que tu comentas, puesto que hay una retroalimentación que prolongará la satisfacción entre ambos.

Saludos

lilaNegra{AMANDA} dijo...

Vine a ponerme al corriente. Espero que esta pausa dentro del BDSM sea por causas buenas. Ya amanecera. Me encanto el post bueno que decirte si bien sabes que no puedo dejarme de identificarme con el mismo.
Besos y que todo sea hermoso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...