11 de marzo de 2009

Marcando Territorio

Una forma distinta de marcar a un sumiso es marcándolo de la misma forma en la que los animales marcan un territorio, muchos miran esta práctica con reprobación y otros con envidia, no existe término medio, o gusta o es rechazada por completo.
Aquí lo llamamos "lluvia dorada", los ingleses "deportes de agua" y el resto urolagnia y urofagia . Esta práctica es una parte más del juego de la dominación y sumisión.

La primera vez que ELLA lo hizo (supongo que como todos) fue en la bañera, me sentí raro, no me molestó en absoluto, simplemente me sorprendió. Con posterioridad fue realizándolo más a menudo, me ordenaba tumbarme en la bañera mientras ella me marcaba de pies a cabeza, eso sí, haciendo especial hincapié en mis genitales, me decía que era una forma de que jamás olvidase a quien pertenecía.


¿Por que lo hacía y lo hace? Supongo porque se siente bien haciéndolo, le gusta marcar su propiedad como es natural, sin necesidad que dar explicación alguna, y menos a su sumiso.

Inmediatamente nos surgieron las mismas dudas que a todo el mundo ¿Esta bien?¿ Es higiénico?. Pues la verdad es que se trata de un elemento casi en su totalidad formado por agua y prácticamente estéril cuando deja nuestro cuerpo, y, salvo aquellos que consumen drogas alcohol en cantidad, no contiene ninguna toxina. De hecho, se ha utilizado como desinfectante para las heridas en tiempos de guerra y es más limpia que ese pozo de bacterias que crecen en nuestras bocas.

Una vez aceptado se ha convertido en una manera natural y agradable de compartir otra faceta más de nuestra sexualidad. Cuando marca mi sexo y mi cuerpo, reafirma su poder y dominio sobre mi y puede ser un preludio intenso para otras actividades del Juego de Dominación/sumisión.

Independientemente, es algo íntimo, es una práctica que exige una profunda confianza, una íntima complicidad, en la cual llega a ser un auténtico honor el sentir como su cuño recorre mi ser, sin dejar de esta forma el más mínimo resquicio de a quien pertenezco.

Ahora controla todo, no solo como y donde ella puede realizar esa actividad, siendo yo un mero instrumento para su placer si así lo desea llegado el momento ; si no que decide si yo puede realizarlo, controlando cuando puedo ir baño y cuando no, sin importarle el estado en el cual este, obteniendo de esta forma un control genital a todos los niveles sobre su sumiso.

Y se, que muy de tarde en tarde, como debe ser. En premio a alguna acción, o comportamiento excepcional, me estará esperando una copa dorada, puesto que ese es el máximo honor que me puede ofrecer, tomar una parte de ELLA.

4 comentarios:

Claudie dijo...

Hay una fantasía que se ha instalado en mi mente últimamente ;)
Orinar sobre el sexo de mi sumiso mientras se masturba, o mientras llega al orgasmo.
Precisamente de esto hablaba hace un par de días con un amigo especial...
^_^

jjadde, seda negra de Gor dijo...

Algo qye nunca he experimentado...un tema pendiente, que es como la marca de territorio del Amo, y ne tu caso de tu Ama


Mis respetos para Ella. y un beso para ti, compañero de sumision...

Un beso desde Gor

lilaNegra{AMANDA} dijo...

Querido amigo:
Creo que a todos nos ha pasado que esa primera vez de alguna forma nos traiga preguntas y dudas. Pero de igual forma que comentas al menos en mi caso se vuelve una forma, una especie de premio. Ese sentimiento de que con eso esta marcando su propiedad, que dice de alguna forma mira estoy diciendole a todo el mundo que esto me pertenece.

Me encanto tu post
Besos como siempre y mis respetos para tu Ama

esclavo severino dijo...

Yo le manifesté a mi Ama que me llamaba la atención la lluvia dorada, y me ha manifestado que quiere orinar en el inodoro con mi mano recibiendo la orina... Un buen comienzo para nuestra relación, que carece de la privacidad necesaria para actividades mas profundas ¡Sueño conque marque todo mi cuerpo mientras sonríe contemplando mi humillación!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...